• CTA Autónoma

    25 de agosto de 2020

    León: “El Convenio cuenta con instrumentos para abordar la violencia de manera integral”

    Debates hacia la ratificación del Convenio 190 de OIT

    La CTA Autónoma participó esta mañana de un debate propiciado por la OIT, el Ministerio de las Mujeres, Géneros y Diversidades y el Ministerio de Trabajo, para promover la ratificación del Convenio 190 en Argentina y pensar cómo será su implementación efectiva a nivel nacional y provincial.

    En el marco de la 108º Conferencia Internacional del Trabajo, en junio del año pasado, se aprobaron el Convenio 190 y la Recomendación 206 sobre la eliminación de la violencia y el acoso en el mundo del trabajo. Con media sanación en la Cámara de Senadores, nuestro país será entonces el tercer país del mundo en ratificar este tratado.

    Argentina transita ahora los debates necesarios para una sanción de normativa específica sobre violencia y acoso en el mundo del trabajo en Argentina que permita incorporar los contenidos del Convenio 190 de acuerdo al marco normativo, institucional y de políticas preexistente.

    En representación de la CTA Autónoma, fue la secretaria de Género e Igualdad de Oportunidades e integrante de la conducción nacional de ATE, Silvia León, quién expuso. “La gran participación de este espacio habla de la importancia que tiene este convenio por todo lo que implica”, dijo León al tiempo que saludó la lucha de las mujeres sindicalistas “para alcanzar este Convenio, que tiene su continuación en los alcances de los Convenios Colectivos de Trabajo, las licencias por violencia de género, etcétera”.

    “Destacamos que cuando hablamos de violencia laboral, enfrentamos un proceso de intersección en el que cohabitan la violencia inherente a la forma de organización de la producción capitalista con la violencia ejercida sobre las mujeres y disidencias en el marco de un sistema patriarcal”, expresó la dirigente y explicó: “El convenio cuenta con instrumentos para abordar la violencia de manera integral, entendiendo los vínculos desiguales que se establecen en el mundo del trabajo”.

    En este sentido, expresó su importancia en el marco de la pandemia y la postpandemia, en un mundo donde crece el desempleo. Ejemplificó así con la situación de los trabajadores del Ingenio Ledesma, "que tiene hoy más de 300 trabajadores contagiados y 11 muertos, con una clara negligencia de la patronal que sólo dieron licencia a los grupos de riesgo después de los contagios, y que se sentaron a discutir condiciones de trabajo después de la judicialización por parte del sindicato".

    Otro ejemplo claro de incumpliento de las normas es el de las trabajadoras de casas particulares quienes han estado viviendo muchas situaciones de acoso y violencia, y en el marco de la pandemia incluso han sido obligadas a ir a trabajar, aún cuando no eran actividades permitidas: “Ahí ha sido fundamental el rol de la organización sindical", indicó León y afirmó sobre la necesidad de "la aplicación de las normas lo antes posible es primordial para los trabajadores y las trabajadoras”.

    Finalmente remarcó: “Este convenio es además de aplicación inmediata para las organizaciones sindicales, sociales y políticas, donde ya venimos implementando protocolos, y esta norma van a ser un respaldo muy importante", dijo y resaltó lo fundamental "de la presencia del Estado y de estos ámbitos tripartitos para avanzar en los consensos necesarios para la aplicación de la norma".

    Un debate tripartito y federal

    Claudio Moroni, Ministro de Trabajo, Empleo y Seguridad, fue quien abrió el encuentro afirmando: “La Ratificación del Convenio 190 forma parte de la agenda de nuestro gobierno y es uno de los primeros proyectos que se envió al Congreso nacional. Es nuestra agenda la eliminación de todo tipo de desigualdad, sobre todo en el ámbito del trabajo, y doy por sentado que en poco tiempo la ratificación va a ser Ley”.

    También tomó la palabra Roberto Valent, Coordinador Residente de la ONU en la República Argentina: “Se trata de la primera norma internacional que aborda de forma exclusiva la violencia en el mundo del trabajo y en relación a las diferencias de géneros”, afirmó e indicó: “Este convenio debe apuntar a modificar las condiciones laborales en todos los lugares de trabajo, y el compromiso del gobierno y de representantes de los trabajadores allana gran parte del camino”, indicó.

    Del mismo modo el Director de la Oficina de OIT en Argentina, Chistoph Ernst, aportó: “La violencia y el acoso en el mundo del trabajo atenta contra el trabajo decente en todo el mundo, y amenaza la seguridad de las personas. Pone en riesgo la salud de las personas. Son las mujeres quienes mayormente sufren violencia y acoso, por eso la perspectiva de género es fundamental”.

    Por su parte, la titular del Ministerio de las Mujeres, Géneros y Diversidades, Elizabeth Gómez Alcorta, ratificó el compromiso del gobierno de avanzar en un marco normativo para la aplicación del convenio, a la vez que evaluó: “Este convenio es novedoso y de un avance progresivo en materia de derechos, entendiendo que requiere un abordaje integral. El convenio define el alcance concreto de las obligaciones que tienen tanto el Estado como los particulares, reconoce de manera amplia el término de acoso, las personas alcanzadas, no requieren la repetición, y define a la violencia y el acoso como conductas inaceptables”.

    El especialista en género e igualdad de la OIT, Eric Carlson, profundizó en los principales ejes y lineamientos del Convenio 190 en el marco de los avances normativos que ha alcanzado la Organización Internacional del Trabajo en todo el mundo, y el espíritu innovador de este tratado en particular.

    Vanesa Siley, Presidenta de la Comisión de Legislación del Trabajo de la Cámara de Diputados de la Nación, manifestó: “Me enorgullece que estemos tan cerca de concretar el resultado de una lucha”, y explicó: “La expectativa es poder dictaminar y avanzar rápidamente en la ratificación del Convenio en nuestra Cámara”, dijo y respaldó la construcción de consensos junto a las organizaciones de trabajadores.

    Por su parte, Mariana Reyes, Secretaria de Derechos Humanos del Ministerio de Gobierno, Trabajo y Justicia de Salta, agradeció el enfoque federal del debate: “Para esta provincia, que está en Emergencia de Violencia de Género desde el 2014, este trabajo conjunto es fundamental”, y enfatizó sobre el compromiso de todas las áreas de la vigencia efectiva del convenio.

    Mientras que Mara Ruiz Malec, Ministra de Trabajo de la provincia de Buenos Aires, contó la experiencia en su provincia en materia de derechos con perspectiva de género y las complejidades que conllevan esta clase de normativas “en una sociedad con un profundo arraigo patriarcal”. La representante de la Unión Industrial Argentina, Laura Giménez, expresó algunos de los desafíos de su sector para que el instrumento implique un verdadero cambio social.

    Además de León, en representación de las y los trabajadores, también tomó la palabra: Noé Ruiz, Secretaria de Género e Igualdad de Oportunidades de la CGT: “Defino este convenio desde un lugar innovador y revolucionario, porque es abarcativo e inclusivo en su alcance y en todo lo que prevé”.

    Finalmente habló Yamile Socolovsky, Secretaria de Género de la CTA de los Trabajadores, quien manifestó: “Lo que rescatamos de las leyes y las normativas internacionales es aquello que permite equilibrar esos aspectos donde el sistema impone desigualdad. Por eso es importante poner en perspectiva histórica este convenio y entenderlo como el resultado de una lucha por igualdad y justicia social”.

     

    Prensa Agencia CTA


    Relacionados