• Mar del Plata

    22 de mayo de 2020

    ATE recupera del olvido a destacado dirigente

    Indagando en la historia de la seccional ATE Mar del Plata apareció la figura del andaluz Manuel Sánchez García, estatal y fundador de la CGT.

    De izuuierda a derecha, el séptimo (traje gris)

    Daniel Parcero, el historiador de ATE, y Alicia Reyley del Centro de Jubilados y pensionados local, en el marco de una investigación sobre la fundación y primeros años de la historia de la seccional, descubrieron la trayectoria del soldador de los Astilleros Navales que llegó a ser secretario general de ATE y la CGT Mar del Plata durante el primer y segundo gobierno de Perón.

    Tras la Revolución “Fusiladora” en el 55, fue preso de los golpistas y echado del Estado y, una vez en libertad, se fue de Mar del Plata y el gremio le fue perdiendo el rastro. Falleció en Necochea un día como hoy de hace 40 años.

    Hoy, con el apoyo de la actual dirigencia de la CGT, el testimonio de un amigo y el afán investigador de los mencionados historiadores su gran aporte al Movimiento obrero de los años 50 sale a la luz para engrandecer la historia de la Asociación Trabajadores del Estado.

    Cuando la Pandemia lo permita, ATE Mar del Plata, la CTA Autónoma local y la CGT harán un homenaje con puesta de placas tanto en la casa donde vivió Manuel como en las dependencias de la central cegetista.

    1908-22 de mayo -1980

    “Un gallego” en la ATE marplatense  que supo ser compatriota y compañero”

    Sánchez García, había nacido el 30 de enero de 1908 en el municipio Pechina, perteneciente a la provincia de Almería, en Andalucía, España. Llegado a nuestro país en la década del 20, se desempeñará como soldador mecánico. Había dado comienzos a su militancia sindical en 1927 vinculado al SMATA local. Se incorpora desde su oficio a la planta portuaria de YPF como soldador en los Astilleros Navales, afiliándose a la ATE seccional, por 1935 o 37. Una vez en su puesto laboral resultará electo delegado del sector, cuando la seccional de la ATE se encontraba en manos del dirigente Guisarola.

    Eran tiempo en que la organización nacionalmente estaba dividida entre un sector mayoritario conducida por el secretario general nacional, José Tesorieri, y uno minoritario y divisionista que respondía a la seccional Buenos Aires.  Los marplatenses optarán por respetar la orgánica fundacional, en la que se mantendrá Sánchez García llegando a protagonizar la etapa de reunificación que se corona con inmediatez a las elecciones de 1946. Un proceso de unidad que había comenzado a  vislumbrarse y articularse, con la llegada de la Revolución juniana, y una vez instalados Juan Perón y Domingo Mercante en el Departamento de Trabajo, y desde donde ambos uniformados centran su atención en la re planificación del rol del movimiento obrero frente a la nueva coyuntura nacional e internacional, y de sus respectivas estructuras.

    Tesorieri por 1944 apelará a las gestiones de Mercante, número dos del área laboral, una vez siendo Borlenghi (secretario general de los empleados de Comercio , y factor determinante de la construcción sindical peronista) y el Dr Atilio Bramuglia –asesor letrado de la Fraternidad)  –de extracción socialistas-  parte del núcleo íntimo de aquellos dos militares en ascenso, con el fin de lograr la unidad de los estatales, cosa que se logra, manteniendo el hasta entonces también socialista, José Tesorieri el liderazgo.

    Aquel soldador inmigrante español, entre el fin de la Década Infame, el surgimiento del pre peronismo a partir de la revolución junio de 1943, en medio de una “ciudad felíz” en desarrollo turístico y de hegemonía ideológica socialista, donde prevalecía la precariedad laboral, tendrá la virtud de asumir su extracción de clase compenetrándose en el Ser Nacional de su Patria adoptiva.

    Ya pasado el glorioso 17 de Octubre que hiciera a Perón, PERON, “el Gallego” se hará peronista. Instalado el Gobierno Nacional y Popular, irá inclinando el rumbo de la sección de la ATE en la que ya había sido electo secretario general, hacia la reorganización del movimiento obrero local, en connivencia con las decisiones tomadas por la conducción nacional de su gremio, asumiendo además la adversidad política y sindical de la ciudad en que había echado raíces.

    En Mar del Plata, “la perla del Atlántico”, por el momento no habrá ni peronismo triunfante, ni CGT peronista. Por intermediación de Isaías Santín (UTA), secretario administrativo nacional de la CGT  y de una estrecha relación con el ya Ministro de Interior Angel Borlenghi, acuerdan  confiar en Tomas Halkett, un dirigente local muy respetable, para indagar entre la dirigencia sindical, sobre quienes podrían llegar a hacerse cargo del armado cegetista. Asi las cosas Tomás, resultará nombrado delegado normalizador de la Regional naciente. Se trataba de un joven entrerriano obrero –no empleado- del atrayente y “conmovedor” Casino marplatense y afiliado a la Federación de Obreros y Empleados de la Administración Pública de la Provincia de Buenos Aires (5ª sección). Para esto, “El gallego” de la ATE acompañará aquella comisión preorganizativa designada “a dedo” en carácter provisional, como tesorero. La Comisión Regional cegetista comenzará a funcionar el 23 de noviembre de 1947.

    Pero a la llegada de Evita a la ciudad balneario en octubre de 1948, ya con un primer Intendente Peronista y a un año transcurrido de designadas las autoridades cegetistas locales, los gremios adheridos no superaban la veintena, y por lo tanto la delegación no normalizaba la existencia de una conducción que dejara constituída la Regional mediante la participación directa de sus afiliados. Esto llamó la atención del mismo Perón, y de las autoridades nacionales de la central obrera. Para el 8 de noviembre de 1949 se anuncia desde CGT nacional la “reorganización mediante orgánica y disciplina” de la delegación marplatense.

    Finalmente la conducción nacional de la central obrera designa a Armando Cabo – de la UOM- como interventor. Pero el dirigente de la UOM nacional, no alcanza a lograr consensos para designar una comisión, y con la intención de no crear mayor conflictividad, regresa a la Capital Federal, no sin antes designar provisionalmente a cargo de la Regional al “gallego” Sánchez García, quien a su entender, era quien concentraba las mayores adhesiones, siendo avalado por el secretariado nacional de la central obrera. Esa conducción provisional tendrá vigencia por siete meses, hasta que se hace presente en la ciudad balnearia el secretario general adjunto nacional de los Trabajadores del Estado, y delegado de CGT nacional,  Héctor Hugo Di Pietro, designado en carácter de normalizador, procediendo a regularizar el funcionamiento, tras minuciosos acuerdos alcanzados por Sánchez García dando pié a la posibilidad concreta de efectivizar la elección estatutaria. 

    En la interina gestión de “El gallego” se había logrado sumar 54 afiliaciones de organizaciones sindicales en el radio de competencia. La decisión adoptada por Di Pietro al designar a ‘el gallego’ Sanchez Garcia, al frente de la Regional había sido un acierto ratificado por los cuatro popes nacionales, el Ministro Borlenghi,  y avalado por sus coterráneos de clase.

    Finalmente, en la sede de la Unión Gastronómica, se lleva a cabo el plenario regional de secretarios generales, con la presencia de delegados nacionales de la CGT, el jefe Regional del Ministerio de Trabajo, Domingo Sarmiento, donde los delegados presentes, dan a conocer y aprueban la lista encabezada por Sanchez García. Al hacer uso de la palabra García expone sobre “la fundamental tarea de incentivar el crecimiento colectivo, e iniciar los pasos conducentes a contar con sede propia”. 

    A lo largo de su gestión la CGT crecerá su radio de actuación dando vida a cuatro subdelegaciones, y será reelecto en mayo de 1953. Será además el encargado de recibir al Gral Perón en su visita a la ciudad en el mes de febrero del 55, con motivo de inaugurar la sede los empleados comercio conducida por su secretario adjunto, Buenaventura Gonzalez, y participar en la apertura de  la apertura del Festival Internacional del Cine. El 16 de abril de ése año, tras haber conseguido en 1950, a través de gestiones locales y provinciales, por sesión treintañal la primera sede de la CGT Regional –Catamarca 2162, que sigue siéndolo-  procedió a dejar inaugurada la ampliación del edificio cegetista donde un importante espacio al aire libre de la propiedad fue cubierto por una loza, convirtiendo el lugar en un cómodo salón de actos que fue colmado por una multitud, contándose en la oportunidad con la presencia de un delegado de la CGT nacional, y compañeros del Subcomando Táctico del Partido Peronista. 

    Como corolario del gran acto cívico realizado en la Plaza de Mayo para el 1º de Mayo de aquél año fatídico, se realizaron diversos festejos en la Capital. Entre ellos la elección y coronación de la Reina Nacional del Trabajo. Habiendo sido elegida la señorita Haidée Elsa Landaburo, empleada del gremio telefónico de Mar del Plata, postulante por la Provincia de Buenos Aires. En la ocasión, el Gral Perón le hizo entrega a la joven del tradicional cetro en medio de calurosos aplausos.  Fue luego que la compañero telefónica fuera consagrada Reina Provincial en el Teatro Auditorium del Casino marplatense, el 16 de abril, en que fue coronada por el secretario general de la Delegación local y secretario general de la ATE, Manuel Sanchez García.

    Será aquella  la última exposición pública de “el Gallego”, antes del golpe de Estado del 55, en que la sede cegetista marplatense es allanada, resultando detenido. Los bienes muebles de la Regional, archivo y documentos, biblioteca, cuadros, bustos de Eva y Perón, son quemados en la vereda, ante la presencia festiva del “gorilaje” tradicional de la ciudad.

     La seccional de la ATE  deja de funcionar, siendo clausurada y “liberada” a sus arrendatario, tras ser clausurada la sede nacional y los asuntos de los estatales quedando en manos de la intervención militar instalada en la casa de los trabajadores ubicada en Azopardo 802 de la Capital.

    En el transcurso de la privación de su libertad, por un largo y tortuoso año y medio, la esposa de “El Gallego” fallece sin que se le permitiera asistir a despedir sus restos. Una vez en libertad, con 50 años de edad, aquel hombre de una conducta intachable, habiendo quedado forzadamente afuera del Estado, retorna a  su domicilio de Elcano y Juramento, en pleno Puerto, para vender su humilde propiedad y mudarse a la ciudad Necochea, donde fallece el 22 de Mayo de 1980 a los 72 años de edad.

    Para entonces la seccional de la ATE se había reorganizado y la Regional de la CGT comenzaba a hacerlo tras el liderazgo nacional de Saúl Ubaldini. Pero hasta hoy, el trascendente compromiso militante de El Gallego, Sanchez García permaneció ausente. Fue hasta el respaldo compartido a la presente investigación, por parte de las actuales autoridades de la Seccional de la ATE, de la CGT Regional –Miguel Gugliermoti (Bancarios)- y la representación local de la CTA Autónoma.

    Por Daniel Parcero y Alicia Reyley, autores de la Historia fundacional de la ATE marplatense -1932-1955- (de próxima aparición)

     

    ATE Nacional


    Relacionados