• Córdoba

    22 de mayo de 2020

    ATE repudia el ajuste previsional de Schiaretti

    Tras la aprobación de la ley, bajan las pensiones 5% (del 75% al 70% de la jubilación del causante).

    El gobierno provincial mandó aprobar ayer en la Legislatura su modificación del régimen jubilatorio, afectando derechos previsionales y socavando los pilares del sistema que distinguió históricamente a la Caja de Jubilaciones.

    El Consejo Directivo Provincial de ATE Córdoba repudia la aprobación ley que deroga derechos previsionales de los jubilados provinciales y los trabajadores aportantes al sistema de la Caja de Jubilaciones.

    Haciendo caso omiso a las expresiones de diversas organizaciones sindicales, ATE entre ellas, la Legislatura hizo gala de las manos de yeso que la integran para demoler el cúmulo de derechos que distinguían al sistema jubilatorio provincial como de los más progresivos del país, en nombre de una ley llamada cínicamente “Programa de Fortalecimiento de la Solidaridad y Sostenibilidad del Sistema Previsional”.

    Lejos de ello, concluye ahora el más brutal de los ataques que el gobernador Juan Schiaretti lleva adelante contra la Caja de Jubilaciones, en un ensañamiento con el organismo que inició con su primer gobierno en 2007, cuando nombro al actual ministro de Finanzas, Osvaldo Giordano, como interventor de la misma.

    Desde aquellas primeras podas de los derechos de los trabajadores jubilados provinciales hasta el cuadro actual, cada nueva ‘reforma’, que siempre con Schiaretti tiene la cara del ajuste, socavó derechos adquiridos bajo la justificación que el sistema es deficitario.

    Esta es una nueva versión de la misma historia, aprovechando la cuarentena como coartada para sacar de atropellada este ajuste, se llevó a cabo sin posibilidad de ningún debate público y sin transparentar los números de la Caja.

    ¿Acaso se preguntaron los cordobeses por qué después de 12 años de gestión de Giordano la Caja nunca “estuvo calzada”?

    Quizás deba buscarse la causa en los pagos no remunerativos y/o en negro a los trabajadores activos,  que implican una baja de aportes para el sistema jubilatorio, junto a la descomunal jubilación anticipada efectuada por José Manuel De la Sota durante su primer mandato. También cabe preguntarse cuál fue el destino del Fondo Complementario que administra la Caja, nunca aclarado.

    De hoy en adelante sabemos que, tras la aprobación de la ley, bajan las pensiones 5% (del 75% al 70% de la jubilación del causante); el cálculo de la jubilación al 67% del activo (porque no se estima sobre el bruto sino sobre el neto del aporte personal); además se difiere 60 días la actualización de los aumentos que reciban los activos, aduciendo que así da consistencia al sistema pero quitándole consistencia a la economía de cada jubilado que trabajó cada día e hizo sacrificadamente sus aportes; al tiempo que reduce nominalmente el haber de los jubilados ubicados en el tope de pirámide.Como afirmáramos ayer, todo esto conforma un panorama dantesco para los jubilados, en un momento cruel para ese sector que, en medio de la pandemia, es el grupo de riesgo no solo para el Covid 19 sino también para los depredares del Gobierno de Córdoba.

    Por nuestra parte, ATE estará en la vereda de enfrente de los ajustadores, defendiendo los derechos de los trabajadores estatales, rechazando esta modificación previsional que ataque valores fundamentales del pueblo, como la solidaridad entre trabajadores activos y jubilados.

    ATE Córdoba


    Relacionados