• La Rioja

    18 de mayo de 2020

    ATE y CTAA exigen la normalización de la distribución de alimentos para comedores y merenderos

    Denunciaron que el método de distribución a través de referentes, diputados e intendentes se ha tornado desigual.

    Hace más de 50 días empezó el aislamiento social dispuesto por el Gobierno Nacional y Provincial para la prevención del coronavirus. En ese sentido es importante señalar como positivas las medidas sanitarias y de contención que se tomaron para cuidar a cada argentino y argentina.

    Sin embargo, la situación económica que ya venía complicada, ha empeorado en términos generales, hoy la canasta básica ronda los 60 mil pesos, un ingreso imposible para los más de 9 millones de trabajadores informales, que se ven imposibilitados de trabajar y continúan esperando una asistencia estatal que muchas veces es insuficiente.

    De la misma forma, los trabajadores y trabajadoras formales que ya habían sufrido un ajuste en sus salarios, en algunos casos del 60% en los últimos dos años, ven ahora nuevamente reducido su salario en un 25%, mientras continúan los despidos y suspensiones. Medidas que se llevan adelante con la complicidad de la cúpula de la CGT qué de manera inconsulta con la mayoría de sus gremios de base, tienen por único objetivo sostener las ganancias de los que más tienen.

    En los barrios populares, la crisis económica y sanitaria impacta de una forma mucho más dolorosa y las organizaciones sociales que desarrollan tareas de cuidado y contención a los más humildes ven imposibilitado su trabajo diario a partir de los innumerables problemas que el Ministerio de Desarrollo Social tiene para la distribución de alimentos a nivel nacional. Hace ya casi 100 días que no se realizan entregas a las organizaciones.

    En este marco desde la Agrupación Felipe Varela de ATE y la CTAA de La Rioja emitieron un comunicado señalando que “en un intento de subsanar estas dificultades se envió dinero a las provincias para que a través de los organismos locales se realice la compra de mercadería y se distribuyan entre los más necesitados. El método de distribución a través de referentes, diputados e intendentes se ha tornado desigual en nuestra provincia, concentrando el beneficio que debería ser para todos y todas, en unos pocos sectores afines al partido gobernante”.

    Por ello relaman que “es urgente que el Ministerio de Desarrollo Social normalice la operatoria de distribución y garantice que los alimentos lleguen de manera inmediata a cada uno de los espacios que hoy están dando la batalla contra el hambre y avance contra los especuladores que presionan sobre el valor de los alimentos para hacerse de ganancias millonarias en medio de la crisis”.

    Los cuatro años del proyecto neoliberal del Macrismo agudizaron la situación de pobreza en nuestro país, favoreciendo a especuladores y empresarios que incrementaron su patrimonio a costa del hambre de miles de Argentinos. “Hoy es urgente que el gobierno nacional avance contra los que nos endeudaron y sus intereses mezquinos, garantizando el sostenimiento de los salarios a todos los trabajadores y las trabajadoras, a través de un salario universal, se haga cumplir con el decreto que prohíbe la suspensión y los despidos, que se dupliquen los alimentos y que lleguen de manera inmediata a cada uno de los espacios que hoy están dando la batalla, en la primera línea de lucha contra el hambre”, sentenciaron la/os compañera/os de las organizaciones riojanas. 

    ATE Agrupación Felipe Varela


    Relacionados