• Ensenada

    13 de noviembre de 2019

    Confederal: Cierre y anuncio de creación de nuevas seccionales

    Como cierre del Confederal 2019 de ATE, el Secretario General Adjunto Rodolfo Aguiar, expuso conclusiones y anunció la creación de nuevas seccionales.

    Como cierre del Confederal Daiana Almeida’ 2019 de la Asociación Trabajadores del Estado (ATE), el Secretario General Adjunto, Rodolfo Aguiar, expuso conclusiones y anunció la creación de seccionales.

    A continuación, las conclusiones realizadas por el Secretario General Adjunto y el anuncio de la apertura de las nuevas seccionales en las provincias de Santa Fe, Neuquén, Tucumán, Córdoba y San Luis.

    Queremos saludar a cada una de las compañeras y compañeros que están presentes y que han participado del Congreso Confederal de ATE. A los Secretarios y Secretarias Generales de cada uno de los consejos directivos provinciales y a los secretarios de las seccionales de todo el país.

    Si tendríamos  que buscar una definición, tal vez podríamos referirnos a aquella de la Asociación de Trabajadores cuyo principal objetivo es la defensa de sus intereses profesionales, económicos y laborales. El sindicato como aquel ámbito de encuentro solidario que tenemos las trabajadoras y trabajadores. Entender el sindicato como una herramienta de lucha y construcción cotidiana, bien podríamos decir que el sindicato es este, que debatió durante dos días en La Plata, Ensenada, provincia de Buenos Aires. Porque es aquí y en cada rincón del país, en cada seccional donde se amasa el poder y se construye, para transformar la realidad que nos toca vivir a las y los estatales. Llegamos y aquí están los que han dado lucha en estos cuatro años, para resistir y ese era el informe político, las políticas de ajuste, que no solo nos castigaban a las trabajadoras y trabajadores, a las jubiladas y jubilados, a los sectores sociales más vulnerables de nuestro pueblo sino también a otras actividades importantes para el desarrollo el comercio, la producción las pequeñas y medianas empresas. Es por eso, que fuimos capaces de construir ese 7 de agosto, como el anticipo, como el puntapié inicial de ese pueblo que se iba a pronunciar luego el 11 de agosto en las elecciones primarias, y finalmente el  27 de octubre para terminar con el neoliberalismo y el flagelo en nuestro país.

    Pero, por supuesto, también decíamos que se van pero nos dejan la deuda del FMI, las transferencias millonarias de riquezas al exterior, una fuga de más 72.300 millones de dólares. Saquearon nuestros recursos naturales, nuestras tierras, nuestra agua. Elevaron los niveles de pobreza e indigencia. Se van pero no pueden tener impunidad, deben responsabilizarse y ser investigados los delitos económicos de Macri pero también los de sus funcionarios, la ministra Bullrich debe pagar por los asesinatos de Santiago Maldonado y Rafael Nahuel que fueron asesinados por la espalda, en un país donde vas preso por escribir en Twitter.

    La reforma del Estatuto fue lo que sobrevoló, esencialmente este Congreso Confederal. Si estamos hablando de reformar el estatuto es porque estamos aceptando en primer lugar la necesidad de hacerlo. Es como si esta norma fundamental, que no solo establece nuestros derechos y obligaciones como afiliados, sino que rige toda la vida interna de nuestro sindicato, no alcanzara en este momento para contener las expectativas y necesidades de los trabajadores en este contexto político, social y cultural que nos toca vivir.

    Una reforma del Estatuto que nos tiene que llevar a potenciar la participación de sus miembros, a lograr herramientas más igualitarias y democráticas, que la estamos pensando para los tiempos que vienen, para los próximos 20 años. No sólo para que sigamos transitando el sindicato nosotros sino también para que la transiten las futuras generaciones y para alejar toda duda y suspicacia. La prueba más cabal  es que no estamos buscando reformar el estatuto para perjudicar a una agrupación o un dirigente, sino que estamos pensando en los afiliados. Esta conducción, convocó a este Confederal porque no lo vamos a reformar nueve secretarios encerrados en una oficina, ni siquiera con los 24 secretarios generales de una provincia, vamos a avanzar en la reforma del Estatuto, luego de haberlo debatido en las asambleas, en las seccionales, en los congresos provinciales y en el congreso nacional.

    Creo también que tenemos que abordar aquí, el desafío que tenemos con nuestra central sindical, el Congreso de la CTA-Autónoma del próximo 2 de diciembre, porque claro está, aquí se dijo, vienen nuevos tiempos, se plantean nuevos desafíos, nos hablan del pacto social, del acuerdo social o de los 180 días de tregua pero nos preocupa que se hable de congelamiento salarial o que no vamos a pedir aumento de sueldo o que tenemos que volver a la CGT. Por eso, este Confederal si algo tiene que ratificar también, es que de ninguna manera habrán 180 días de tregua, sino existe la reincorporación inmediata de todos los trabajadores que fueron despedidos, el restablecimiento de todas las políticas productivas y aumento de emergencia para todas las jubiladas y jubilados.

    Creo que es la responsabilidad de nuestra Conducción Nacional pero también de este Confederal que somos parte. Haciendo una reflexión acerca de esta tensión que hoy atraviesa a toda Latinoamérica y el Caribe, esta tensión de la derecha más conservadora y reaccionaria y los gobiernos populares, esta rebelión en Chile pero sobre todo este Golpe de Estado en Bolivia, por la oligarquía boliviana, pero fundamentalmente con el apoyo del gobierno de Estados Unidos.

    Hay algunos que proponían desde la izquierda, que parecía que el presidente Evo no se había animado a enfrentar con todas las fuerzas este golpe que estaba en ciernes. Nosotros queremos decir que estos momentos, no son tiempos para tibios, no se pueden transitar los grises. O se está a favor del imperialismo o se está en contra y este Confederal tiene que ratificar que estamos en contra de toda forma de imperialismo, que seguimos peleando por nuestra segunda independencia,  no solo en la Argentina sino en toda nuestra patria latinoamericana. Volvamos a nuestras provincias y ciudades a seguir construyendo este sindicato de medio millón de afiliados.

    Si algo pasó durante los últimos días también fue que frente a este intento de obstaculizar el proceso electoral permanente que tuvieron desde algunas corrientes doctrinarias internas el ministerio de  producción y trabajo, finalmente reconoció la potestad, la facultad que tiene este CDN de crear y convocar las elecciones seccionales. Por eso, decimos que frente a aquellos que le tienen miedo a la centralización, frente a aquellos que creen que si descentralizamos perdemos poder, nosotros volvemos a reafirmar que creemos que no hay mayor poder  que conducir la diversidad y aquí vamos a anunciar que vamos a empezar por esas provincias donde no han querido elegir seccionales que no vamos a esperar la reforma del estatuto porque nos sobran ganas, fuerza y voluntad política.

    En Neuquén, vamos a convocar en marzo, a elegir la seccional Villa Langostura, en Traful, Junín de los Andes, Tierra del Águila, San Martín de los Andes, Plotier, Arollito, Senillosa y El Chocón. También en otra provincia, donde no quieren elegir seccionales, en Santa Fe, vamos por la seccional San Justo y Villa Ocampo. En Tucumán, los compañeros van a elegir la seccional Bella Vista, en Córdoba, San Francisco y en San Luis, la seccional de Merlo.

    Este mensaje tiene que llegar a lo largo y a lo ancho del país. ¡Fuerza compañeras y compañeros!. Gracias.

     

    Prensa ATE Nacional


    Relacionados