• Nacional

    11 de septiembre de 2019

    ATE INTA exigió justicia a tres años del asesinato laboral de Diego Soraire

    Las condiciones que llevaron a Diego a la muerte se han multiplicado con el ajuste en INTA, denunciaron lxs trabajadores del sector.

    El 3 de septiembre de 2016 la explosión de un digestor en el INTA Castelar dejó gravemente herido al trabajador de ese organismo Diego Soraire y terminó con su vida días después. A tres años, ATE se movilizó al INTA central para denunciar que su muerte fue un asesinato laboral y que las condiciones que lo provocaron se agravaron producto del ajuste del Gobierno macrista.

    En el marco de la movilización, José Luis Perea, de ATE INTA, manifestó: “Hemos hechos movilizaciones y reclamos de forma permanente, hemos armado nuestro árbol de causa, hemos identificado cuáles fueron las circunstancias que lo llevaron a Diego a morir en este nuevo asesinato laboral. Diego forma parte de una lista gigantesca de trabajadores, muchos de ellos precarizados, que mueren llevando adelante tareas laborales”.

    Del reclamo participaron compañeros de la Línea 60, que por la misma fecha perdieron a David Ramallo. También se reivindicó al trabajador municipal Richard Alcaraz.  Junto a familiares y amigxs de Diego, exigieron justicia por Diego Soraire, castigo a los responsables y el esclarecimiento de su muerte de Diego.

    Perea destacó que también llevaron los reclamos votados en la Asamblea de trabajadores de INTA, esto es, aumento salarial y poner en valor a delegaciones y subdelegaciones de CYMAT que están absolutamente vaciadas. “Las condiciones que llevaron a Diego a la muerte se han multiplicado con el ajuste en INTA. No vamos a dejar impune este asesinato laboral”, manifestó el dirigente.

    Prensa ATE


    Relacionados