• Nacional

    8 de febrero de 2018

    Por la reincorporación: ATE realiza una permanencia en el SENASA

    También advierten sobre la privatización y flexibilización en los controles sanitarios, y por el desfinanciamiento del organismo.

    Los trabajadores y trabajadoras de ATE SENASA concretaron una nueva jornada de lucha, con asambleas, movilización y una permanencia en el organismo. Exigien la reincorporación de los 130 despedidos/as y denuncian la política del Gobierno Nacional de privatizar las funciones del ente.

    Junto a la desfinanciación, esas políticas impactan en la flexibilización y hasta el cese de los controles sanitarios sobre la carne y otros alimentos que consumimos, con las consecuencias esperables sobre la salud. El levantamiento de programas para la prevención de plagas como el HLB ya afecta la producción de cítricos en Entre Ríos.

    Luego de la lucha, las autoridades confirmaron el inicio del diálogo mediante una reunión con ATE Senasa, para la semana que viene.

    Durante la jornada, los trabajadores de Capital Federal, Chaco, Misiones, Corrientes y Santa Fe –integrantes de la Mesa de Coordinación Nacional de ATE SENASA- realizaron una concentración en el Centro Regional Metropolitano,  ingresaron a Casa Central, donde iniciaron una permanencia en el 9º piso, en la Presidencia, a la espera de ser recibidos por el titular, Ricardo Negri.

    En ese marco, la delegada de ATE, Carina Maloberti, manifestó: “No nos vamos a ir del edificio sin recibir una respuesta para los despedidos”. Y había informado sobre las gestiones para conseguir la mesa de diálogo que finalmente se obtuvo.

    Minutos antes, en el hall ubicado en la planta baja, habían llevado adelante una Asamblea en la que se leyeron las adhesiones de juntas internas de ATE de otros organismos y sectores, que presentaron sus aportes al fondo solidario para los depedidos/as. También,  estuvieron presentes miembros de la Conducción Nacional de ATE.

    Maloberti explicó que “la bronca y la indignación se potenciaron aún más, a partir del fallecimiento de un trabajador deeste edificio". “En un contexto de violencia laboral, ante la inestabilidad y las presiones que recibía para jubilarse, padeció un infarto frente a sus compañeros de trabajo”, relató. 

    La semana pasada los trabajadores del Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (SENASA) llevaron a cabo un paro de 96 horas. Advirtieron sobre el retiro de los servicios de inspección veterinaria de los establecimientos frigoríficos para consumo interno que fiscalizan la producción y elaboración de alimentos, el cese en el pago de los alquileres de las 400 oficinas sanitarias de campo, y el levantamiento de programas para la prevención de plagas como el HLB (Huanglongbing, enfermedad provocada por bacterias y un vector que afecta diversas especies de plantas cítricas).

    Jorge Ravetti, coordinador de la Mesa Nacional de ATE SENASA, detalló que, pese al recorte presupuestario y la excusa del déficit fiscal, el organismo, por primera vez en su historia, recauda más de lo que gasta.  Y  llamó la atención sobre la privatización de los sistemas de control. “Están impulsando un doble estándar sanitario: controles de excelencia del Estado para lo que se exporta, y controles privados para lo que consume nuestro pueblo. Esto habla de lo que le importa al Gobierno lo que consume nuestro pueblo”.

    Prensa ATE


    Relacionados