• Villa María

    12 de octubre de 2017

    Fabricas Militares: ATE denunció que el Gobierno no proyecta la reactivación

    Así lo expresaron dirigente de la seccional Villa María en una conferencia de prensa.

    Se llevó a cabo ayer una conferencia de prensa convocada por la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE) Villa María, en la que Fernando Mercado, Walter Secondino y José Gorozo analizaron las razones de preocupación de los trabajadores de Fábrica militar. Desde el sindicato  manifestaron su preocupación por el rol que tendrá el Estado asociándose con privados en Fabricaciones Militares. Adelantaron que el presupuesto para 2018 prevé producir menos pólvora.

    En primer término, se refirieron al prespuesto 2018 para Fabricaciones, en el que, entre otros puntos, se prevé producir 42 toneladas de pólvora. “El inicio de la debacle de la Fábrica Militar fue en el año 2016, cuando produjimos 56 toneladas de pólvora. Es decir, que no hay proyectada ninguna reactivación”, planteó Mercado.

    “Lo mismo pasa con las otras fábricas. Imaginate, un sólo vagón para Río Tercero tienen previsto”, agregó.

    Sobre el presupuesto para Fabricaciones, hicieron varias observaciones. Una está relacionada con la continuación “del convenio firmado entre DGFM y Fabbrica d’armi Pietro Beretta, tendiente a la instalación de líneas de ensamblaje y producción de pistolas y fusiles para proveer a las Fuerzas Armadas y de Seguridad nacionales”. Sobre el particular, dijeron que esa relación “después de los primeros envíos es, en realidad, solo un pasamanos”.

    En el mismo proyecto de presupuesto, a la hora de hablar de las inversiones señalan para Villa María la construcción de una “planta de propulsantes compuestos” y la “modernización” de la Fábrica Militar por un total de 73 millones. Sobre el particular, señalan que “ya aparecía en los proyectos de presupuestos anteriores, pero solo se realizó la modernización de las prensas y cortadoras de pólvoras”.

    En otro orden, al ser consultados sobre las declaraciones del ministro Oscar Aguad, que habla de un “socio privado”, para Fabricaciones, Gorozo planteó que eso “no es novedad, el problema es quién va a conducir esa relación; porque el que está a cargo es (Luis) Caputo, que según ellos mismos dicen, es como un hermano para (Mauricio) Macri”.

    Asegura que puede haber una relación virtuosa entre lo público y lo privado, como lo que se hizo con las Pistolas Browning en las que “Fábrica Militar tenía a su cargo el diseño y después de cinco años de transferencia tecnológica se quedaba con la marca”, pero que también puede ser una relación viciosa como la que se dio con la Fábrica Militar de Aviones cuando se convirtió en la Lockheed Martin. “Los norteamericanos despidieron a 900 personas y no fabricaron ni un solo avión”, agregó Gorozo. “La advertencia es para que no pase eso”, sentenció.

    En ese contexto, sumado a la incertidumbre por los trabajadores contratados que en todo el ámbito de Fabricaciones suman 1.684 (los de planta permanente son apenas 330, de los cuales 60 son de Villa María), desde ATE indicaron que en el último plenario realizado en Buenos Aires resolvieron hacer un paro y movilización.

    “Será el 3 de noviembre y partiremos todos hacia Buenos Aires, donde será la gran movilización y, además, donde entregaremos un documento sobre la situación de las Fábricas”, concluyó Mercado.

    Por otro lado, Fernando Mercado volvió a hablar sobre Darío Capitani, quien lo había cuestionado indicando que su actitud es más electoral que sindical.

    “Nosotros dejamos en claro que no somos funcionarios políticos ni tenemos cargos”, dijo el secretario general de ATE, y agregó que “después de estos dos años, desde el sindicato no les decimos a los trabajadores a quién votar, pero sí les decimos a quién no votar porque éstos (por el Gobierno actual) nos llevan a terminar con la industria nacional y al Estado quieren dejarlo solo como un fiscalizador”.

    Prensa ATE Villa María


    Relacionados