• Nacionales

    14 de julio de 2017

    UNQ: Trabajadores en lucha por condiciones de trabajo y pluralidad sindical

    Denunciaron que la UNQ mantiene casi un centenar de contratos basura, con muchos años de precariedad laboral

    Los trabajadores de la Universidad Nacional de Quilmes (UNQ), agrupados en ATE llevan adelante  un plan de lucha en defensa de sus condiciones laborales, por la pluralidad sindical y en defensa de la educación pública

    Cansados de la discriminación sindical que sufren por parte de la gestión de la UNQ y con una larga lista de necesidades de los compañeros que no tienen donde resolverse, en el mes de junio decidieron presentar al Rector, Alejandro Villar, un petitorio donde señalan la necesidad de conformar una mesa de diálogo resolutiva.

    “ATE cuenta con todos los requisitos formales y legitimidad representativa desde hace casi una década, por tanto, entendemos que si hay voluntad política de dialogar, de incluir y de resolver cuestiones gremiales de forma plural y democrática, las autoridades deberían hacer lugar a nuestro pedido. Pedido que es apoyado por estudiantes, docentes, becarios y compañeros de otros gremios que se sumaron solidariamente acompañándonos con su firma”, explicaron los trabajadores de ATE en la UNQ, a través de un comunicado de prensa.

    Sostienen los delegados que “nos preocupa ver que mientras el gobierno nacional recorta becas a estudiantes, desmantela programas de asistencia a los jóvenes y quita derechos a los sectores más vulnerables y despide trabajadores estatales”.  

    La gestión de la universidad en vez fortalecer los espacios de vinculación con la comunidad, - como por ejemplo: Secretaría de Extensión-, los debilita y achica, 

    no cubriendo cargos de jubilados, disminuyendo la planta, eliminando tareas, degradando funciones y sobrecargando a los compañeros.

    Asimismo denunciaron que la UNQ mantiene casi un centenar de contratos basura, es decir trabajadores que no tienen aguinaldo, obra social, vacaciones, aportes previsionales ni estabilidad y deben pagar un monotributo, además de que algunos de ellos tienen contratos de miseria. Estos compañeros realizan funciones de planta y llevan años precarizados.

    Ante esta situación, el cuerpo de delegados y delegadas de ATE reclaman la apertura con carácter urgente de una mesa de negociación resolutiva luego de 8 años de discriminación sindical y el pase a planta permanente de todos los compañeros y compañeras y exigieron que no haya salarios por debajo de la línea de pobreza. 

    ATE UNQ


    Relacionados